Un total de 33 equipos participan en el VI Rally de Campanario

El VI  Rally Campanario Interprovincial, que tendrá lugar este próximo fin de semana, día 16 y 17 de marzo, en las comarcas de Las Villuercas  y La Serena, contará con 33 equipos y un nuevo tramo, ‘La Lobera’, de 15,2 kilómetros, situado entre las localidades de Garciaz y Berzocana.

Un total de 33 equipos participan en el VI Rally de Campanario

La prueba, que tendrá un recorrido total de 428,865 kilómetros repartidos en tres tramos cronometrados de casi 90 kilómetros, será la primera puntuable para el Campeonato de Extremadura de Rallyes de Asfalto, Regularidad Sport y Regularidad Histórica.

Asimismo, el campeonato dará comienzo el próximo sábado, día 17, con seis tramos de mañana, tres en el tramo de ‘La Lobera’ y otras tres en el tramo de ‘La Madrila’, situadas entre las localidades de Garciaz, Berzonacana y Cañamero, con asistencias en Logrosán, y, finalmente, dos por la tarde en el tramo de Piedraescrita, en la localidad pacense de Campanario.

Como singularidad, se incorpora en la presente edición el tramo de 'La Lobera', de 15,2 kilómetros, situado entre las localidades de Garciaz y Berzonaca, que recorre tres puentes y aúna zonas rápidas y lentas con cambios de ritmos y de asfalto. 

Con respecto a los demás tramos, ‘La Madrila’ tendrá un tramo estrecho, completamente en bajada y repleto de curvas rápidas y sinuosas y, por último, el tramo de Piedraescrita incluirá una chicane que pondrá a prueba las habilidades de los participantes. El tramo de Piedraescrita arrancará en torno a las cinco de la tarde.

Por otro lado, la Avenida de la Constitución de Campanario acogerá la ceremonia de salida, que se realizará mañana viernes, día 16, a las 21,30 horas, así como la entrega de premios a las 23.30 horas del sábado, día 17. Las verificaciones administrativas y técnicas se realizarán el mismo viernes por la tarde en la Caseta Municipal de dicha localidad.

Cabe recordar que los ganadores de la última edición del  Rally Campanario Interprovincial, cuya prueba sufrió un parón el pasado año por motivos ajenos a la organización,  fueron el piloto Antonio Luís Casimiro y el copiloto Joaquín Ortiz a bordo de un Mitsubishi EVO X.