El Gimnástico gana en Puebla de la Calzada (0-1) y se coloca líder

Tuvieron que pasar 10 jornadas para ver al Gimnástico en lo más alto de la tabla. Es el segundo equipo en descansar en un formato de calendario en el que cada semana descansa un equipo al ser número impar los participantes y eso hizo que, aunque aún no conoce la derrota en nueve partidos, hayan tenido que pasar 10 jornadas para convertirse en líderes, compartiendo el primer puesto con La Codosera.

El Gimnástico gana en Puebla de la Calzada (0-1) y se coloca líder

Los calabazones visitaban el complicado campo del Puebla de la Calzada, completando uno de los partidos más flojitos como visitante pero con un gran valor debido a la victoria por 0-1.

Buena temporada la de los chavales de Dani, que quizás sabiendo que podían dormir líderes, se les notó con algo de nerviosismo.

Primera parte con claro dominio del equipo calabazón que fueron los que crearon las pocas ocasiones que hubo en los primeros 45 minutos. El dominio que en algunos partidos fue aplastante en el centro del campo y que hizo que llegaran los goles en otros partidos, no se hizo notar en el municipal de Puebla de la Calzada.

Quizás por mérito del equipo local, quizás por demérito del equipo visitante posiblemente por esa sensación de acabar primeros en la tabla. Un gol de Miguel Ángel a la media hora, tras un disparo que se estrelló en el larguero y votó en la línea de portería fue lo más destacado de la primera parte que acabó con ese 0-1. Por tanto, el claro dominio de la posesión no se reflejó en las ocasiones creadas.

Quillo fue lo más destacado debido a un gran estado de forma y su ofrecimiento constante para ayudar al equipo.

En la segunda parte pintaba en bastos para el Gimnástico. El conjunto calabazón perdió presencia y posesión. 

Por su parte, el rival, a base de ímpetu más que de calidad, equilibró la balanza en cuanto al control de balón, pero tampoco llegaban a crear ocasiones claras. Solamente en el tiempo de descuento pudieron empatar el partido con un tiro cruzado al segundo palo. Antes, el Gimnástico tuvo 2 o 3 ocasiones en las que pudo cerrar el partido, pero su falta de acierto hizo que acabara sufriendo para poder llevarse a casa los 3 puntos y el liderato.